lunes, 2 de abril de 2007

Quijoteando. Cuenca (I)

El sábado pasado fuimos a Cuenca. Es una de las ciudades medievales mejor conservadas de España y está declarada Patrimonio de la Humanidad. Uno de sus atractivos turísticos son las "Casas colgadas", "Casas Colgantes" "Casas voladas" o "Casas del Rey", un conjunto de edificios en el borde este de la ciudad antiuga, situados de forma que penden del abismo-la hoz del río Huécar- como si fueran a caer en él. De origen incierto, se tiene constancia de su existencia ya en el siglo XV. A lo largo de su historia han pasado por diversas remodelaciones, siendo la más reciente la realizada durante la década de los años 20. Hoy en día sólo perduran 3 de estos edificios.


Para llegar a las "Casas Colgadas", hay que subir una cuesta bastante larga y empinada por una carretera pavimentada de adoquines bastante antiguos, que te hacen pegar botes-si vas en coche- o te atrapan la punta del pie entre dos de ellos-si vas andando-. Paralelas a la carretera hay una serie de casas antiguas y algunas muy desvencijadas, además del típico bar de pueblo donde la gente toma cerveza y tapas de oreja. Por aquí también está el Museo de Arte moderno con exposiciones de Tapies, Antonio Pérez, etc





Al final de la cuesta está la plaza, con bastantes comercios de productos típicos y la catedral, iniciada en el s. XII y todavía sin terminar.





La Catedral de Cuenca

4 comentarios:

Jorge dijo...

Es una ciudad con mucho atractivo turístico. No desmerece tampoco nada a la espectacularidad de las casas colgadas la ciudad encantada y el nacimiento del río cuervo, que no pudimos visitar por el chaparrón de agua-nieve... casí nos petrificamos :)

Bea dijo...

La ciudad encantada sí la vimos. A pesar de que poco faltó para convertirnos en dos estalactitas más allí expuestas a las visitas de los turistas..

Bea dijo...

La ciudad encantada sí la vimos. A pesar de que poco faltó para convertirnos en dos estalactitas más allí expuestas a las visitas de los turistas..

Anónimo dijo...

La catedral está terminada, se hundió la torre del reloj hace un siglo, pero terminada está.