sábado, 30 de junio de 2007

Girando la tuerca


Otra vuelta de tuerca, de Henry James es en primer lugar una novela victoriana, gótica en el sentido de que está ambientada en una mansión perdida en la campiña inglesa, aislada y pródiga en torreones y pasillos tortuosos. Pero fundamentalmente, Otra vuelta de tuerca es una novela de terror, que despierta los miedos atávicos del lector más avezado. Y ahí reside su modernidad, puesto que en lugar de imponer la presencia de monstruos o fantasmas, la novela juega con la ambigüedad y la locura de un personaje-la institutriz-que está firmemente convencida no sólo de estar viendo fantasmas, sino de que estos amenazan la cordura y quizás la vida de sus pupilos. A lo largo de la novela, el lector cree junto con la protagonista que se esta produciendo una situación paranormal, y lo sigue creyendo hasta que al final-electrizante-se da cuenta de que el peligro real no proviene del mundo de los muertos sino del de los vivos. Es una novela muy recomendable.

3 comentarios:

Alejandra dijo...

Bueno, debo reconocer que soy una mazoca completa, ya que soy el ser más miedoso que hay sobre la faz de la tierra, pero me encanta torturarme con historias de terror!. Este libro tiene muuuuuuuuuuy buena pinta, tendré que apuntármelo a ver que tal.

Saludos y cariños!!!

Jorge dijo...

Veo que tiene muchas conexiones con Agatha, otro ejemplo de maestría jugando con el suspense, la intriga y el misterio...

Bea dijo...

Sí, la verdad es que es muy recomendable, pero no os preocupeis que tampoco da demasiado miedo!!!