lunes, 1 de octubre de 2007

Balzac y el sobre de azúcar


Últimamente me he encontrado con varios sobres de azúcar de la marca Cafés Candelas con citas y frases varias relacionadas con el café. Uno de ellos recogía unas palabras de Honoré de Balzac, uno de los escritores más importantes de la primera mitad del s.XIX, y el representante, junto con Flaubert, de la comedia realista. Balzac fue también un gran amante del café, un brebaje que habría de convertirse en el motor de su enorme producción literaria
En 20 años escribió 90 novelas, 30 cuentos, 5 piezas teatrales, y a esto hay que sumarle sus colaboraciones en varios diarios.
Balzac era un sibarita del café, compraba todos los días sus propios granos e inició a su secretario en la preparación de tazas con diverso nivel de concentración según las necesidades creativas de cada noche.“Cuando no escribo mis manuscritos, pienso en mis planes. Y cuando no pienso en mis planes, y no elaboro manuscritos, tengo que corregir mis pruebas. Esa es mi vida”, dejó escrito Balzac, que en su ambicioso proyecto de " La Comedia Humana", plasmó su propia ambición y su propio deseo de luchar contra el cansancio y las debilidades humanas, siempre con una taza de café en la mano