martes, 9 de diciembre de 2008

La radio en Internet: una radio sin fronteras


La globalización es una nueva realidad que envuelve a los mercados, la producción, las finanzas y las comunicaciones. Actualmente nos enfrentamos a una serie de cambios en la concepción del mundo, las nuevas tecnologías están generando un nuevo tipo de comunicación, están abriendo nuevos patrones sociales.

La aparición de Internet hizo realidad las comunicaciones instantáneas eliminando toda frontera. La sociedad de la información tal como la conocemos hoy en día, no podría ser tal sin Internet, que nos traslada a cualquier lugar geográfico del mundo sin necesidad de movernos de nuestros asientos, por ejemplo, en unos cuantos minutos, a través de la radio o la televisión, somos testigos de hechos históricos que suceden en otros países, continentes, a miles de kilómetros de distancia, a la par de nuestras actividades cotidianas, los medios electrónicos se convierten en vehículos informativos. Por otro lado, Internet permite que podamos estar en reuniones, convenciones, hablando con amigos, etc. Para muchos Internet es el modelo de cómo pueden ser las comunidades virtuales. La geografía no importa, así que no hay lugares distantes ni comunidades excluídas para aquellos que tengan acceso a la red.

Los medios de comunicación son los primeros en abarcar estos nuevos cambios. Los problemas de competitividad entre ellos son visibles, quien no se adapte rápidamente los cambios tecnológicos queda tarde o temprano fuera del mercado. Los medios electrónicos están ganando mucho más terreno que los escritos, lo que ha llevado a éstos a instalarse en la red. Este es una de los grandes cambios a nivel mundial que están teniendo los medios de comunicación, para no quedar rezagados. Por eso, hoy el futuro inmediato de la radio atraviesa por el proceso de digitalización.

La radio, ante la llegada y la expansión de las nuevas tecnologías entra a una nueva fase al transformarse de nacional a internacional, gracias a las redes de comunicación, donde se eliminan las fronteras nacionales y la radio no tiene límites. Aparece una radio sin fronteras.
En sus orígenes, la radio nació de la necesidad de comunicarse a larga distancia, ya que no existía ningún medio a mitad del siglo pasado con el cual se lograra entablar comunicación más inmediata, la necesidad primordial fue la de comunicarse con los barcos de altamar, para ello se requería de un medio que viajara a través del aire. Hoy díaI la radio ha podido sostenerse y crecer frente a muchos que lo hacían un medio efímero y en vísperas de desaparecer con el nacimiento de la televisión. Hoy, la radio vuelve a despegar y a ganar terreno, a expandirse más rápido por la facilidad de transmitirse, frente a otros medios electrónicos.
La radio entró por la puerta grande al ciberespacio, y pasó de ser unimedio –solo interviene el sonido—a multimedio, ya que ahora ofrece otros servicios.

Gracias a Internet, los contenidos de la radio están dejando de ser perecederos, efímeros, como en la radio tradicional. Internet está deteniendo la fugacidad de la radio y está ayudando a especializar y diversificar los contenidos y por otro lado dándole a la radio otro ritmo de producción y de distribución distinto al que estamos acostumbrados, adecuado al tiempo real y directo.
La radio en el ciberespacio tiene un alcance inimaginable, imposible de medir y favorecido por la relativa sencillez. Tener un estudio radiofónico para iniciar un webcast (transmitir por Internet) es relativamente fácil, solo se necesita un ordenador, tarjeta de audio, conexión a Internet, sitio web, software de real networks, mezcladora de audio, micrófono, reproductor de CD, audífonos, cables, convertidores y mucha creatividad, y con esto se puede hacer llegar por la red a millones de personas en el mundo.

A este respecto Manuel Castells, autor de la trilogía La Era de la Información, señala que:
“lo que caracteriza a la revolución tecnológica actual no es el carácter central del conocimiento y la información, sino la aplicación de ese conocimiento e información a aparatos de generación de conocimiento y procesamiento de la información/comunicación, en un círculo de retroalimentación acumulativo entre la innovación y sus usos. Los empleos de las nuevas tecnologías de las telecomunicaciones en las dos últimas décadas han pasado por tres etapas diferenciadas: automatización de las tareas, experimentación de los usos y reconfiguración de las aplicaciones. En las dos primeras etapas, la innovación tecnológica progresó mediante el aprendizaje por el uso. El la tercera etapa, los usuarios aprendieron tecnología creándola y acabaron reconfigurando las redes y encontrando nuevas aplicaciones… Las nuevas tecnologías de información no son sólo herramientas que aplicar, sino procesos que desarrollar. Los usuarios y los creadores pueden convertirse en los mismos. De este modo los usuarios pueden tomar el control de la tecnología, como en el caso de Internet. De esto se deduce una estrecha relación entre los procesos sociales de creación y manipulación de símbolos (la cultura de la sociedad) y la capacidad de producir y distribuir bienes y servicios (las fuerzas productivas). Por primera vez en la historia, la mente humana es una fuerza productiva directa, no sólo un elemento decisivo del sistema de producción.”

La radio por Internet ofrece un abanico de posibilidades para difundirse y plantear nuevos escenarios en el “cuadrante radiofónico”, busca ser una radio interactiva—por medio del correo electrónico-- estableciendo mecanismos de comunicación con los usuarios para conocer sus opiniones sobre las página y su programación, y sobre todo demostrar que no es un medio caduco, sino una radio que está revitalizándose y tomando fuerzas para el siglo XXI. Ahora está en el ciberespacio en un plano experimental, aprendiendo y buscando sacar el mejor provecho de sus características que la han acompañado desde su nacimiento: su ubicuidad, bajo costo, movilidad, diversidad de sus contenidos y su libertad.

Hoy la radio por Internet se está enfrentando a la batalla multimediática, está ajustándose al medio y está ofreciendo valor añadido a su servicio de audio. La radio se está convirtiendo en un modelo múltiple, personalizado, a favor y al servicio de los intereses del usuario. Hoy podemos entrar a la página de una estación y podemos acceder a diversos servicios: programas, acceso de bancos de audio, chats, guías locales, entre otros.
La radio virtual actualmente ofrece una forma diferente de transmitir conceptos e ideas, es una radio que no requiere de antenas y frecuencias para que se pueda escuchar. La radio en Internet es una radio sin horarios, sin fronteras, sin censura, en donde su único límite es la imaginación.

1 comentario:

Jorge dijo...

En el artículo se recoge muy bien la tendencia actual de la radio. Muchos la consideraban obsoleta tras la aparición de la televisión pero sus características propias, como son el hecho de únicamente es necesario escuchar y permite realizar otra tarea en paralelo así como su recepción en movimiento hacen de ella un medio vivo y de actualidad.

Las nuevas posibilidades que ofrece Internet las ha aprovechado fenomenalmente, lo que permite escuchar nuestro programa favorito desde cualquier punto del planeta y en cualquier momento, ya que los audios pueden almacenarse y no es necesario escuchar en directo. Luis del Olmo ha imprimido esta filosofía, ya hace tiempo que sus oyentes aportan sus opiniones escuchando desde los cinco continentes y muchos agradecen escuchar la radio como si estuviesen en España.

Ya han salido al mercado receptores de radio por internet. Se conectan a nuestro punto de acceso Wi-Fi como un ordenador y acceden a los servidores de audio configurados. Adios a las ondas pero la radio continúa...