jueves, 1 de enero de 2009

Las siete virtudes cardinales del viajero según Freya Stark


"Quería espacio, distancia, historia y peligro, y me interesaba el mundo vivo"

( Freya Stark. )


Freya Stark (1893-1993) está considerada como una de las grandes viajeras del s.XX. Esta increíble mujer recorrió sola Oriente Medio desde Persia hasta Yemen, descubrió ciudades perdidas, se atrevió a visitar a los rebeldes drusos en el Líbano, trabajó como espía y llegó a organizar una red de inteligencia anti-nazi.

Fue también una excelente escritora, sus obras autobiográficas trasladan al lector a un mundo de harenes, caravanas y ardientes dunas.

En algún momento de su larga y ajetreada vida escribió las que para ella eran las siete virtudes cardinales del viajero.

  1. Admitir normas que no son las propias y saber reconocer los valores que no son los propios.

  2. Saber manejar a los necios y las herramientas equivocadas con ecuanimidad

  3. Saber distinguir entre uno mismo y las propias sensaciones corporales

  4. Saber aceptar un descanso y un alimento como y cuando llegan

  5. Amar no solo a la naturaleza, sino tambien a la naturaleza humana

  6. Tener una menta despreocupada, observadora y abierta

  7. Tener tan buen humor y tanta calma al final del dia como al principio.

3 comentarios:

Jorge dijo...

Qué bonito el viajar y conocer nuevas culturas. Ayuda también a ver la nuestra con otra perspectiva...

CARLA BADILLO CORONADO dijo...

BIEN POR EL ARTÍCULO QUE ME TRAJO A TU BLOG. FREYA ES UNA DE ESAS MUJERES QUE PERTENCEN A MI TRIBU, Y YO A LA DE ELLAS.

ABRAZO DESDE LA MITAD DEL MUNDO.

CARLA.

Bea dijo...

Sin duda era una mujer con mucho coraje.