lunes, 31 de agosto de 2009

La ONU aboga por una RSC más legal y menos moral


Cada vez son mayores los esfuerzos para alejarla de la filantropía y el buenismo. La RSC, la últimamente tan celebrada herramienta empresarial que aboga por la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental, adquiere cada vez más peso e importancia. Desde sus orígenes, la RSC se ha caracterizado por su carácter voluntario. Conceptos como “moralidad” o “principios éticos”, han estado tradicionalmente ligados a la responsabilidad social, un término que incluso etimológicamente apunta hacia el compromiso y la voluntariedad (spondere, que significa promesa. Re-spondere, socialmente: cumplir con el compromiso mutuo entre el agente y la sociedad).

Seguir leyendo en Capital News

No hay comentarios: