viernes, 25 de septiembre de 2009

Escarabajos y cuervos (Descarga gratis)



En WikiSource se puede leer El escarabajo de oro, un relato bastante inclasificable de Edgar Allan Poe en el que, sorprendentemente, no aparecen los muy habituales ingredientes de terror y angustia, aunque sí de misterio, el protagonista, William Legrand, encuentra un pergamino con un criptograma y una figurita –el escarabajo del título- que conducen a un tesoro oculto.

El escarabajo de oro

Además, la web LibrosGratis ofrece la descarga gratuita de El Cuervo, el extenso poema que causó un verdadero frenesí de admiración en torno al autor.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Isabel y los monstruos luminosos (Descarga gratis)


La oscuridad nos asusta, parece esconder algo; sin embargo, cada vez que Isabel abre los ojos en plena claridad, a plena luz, ve monstruos, monstruos espantosos que quieren comérsela. Y nadie la cree.
Alber Vázquez ha escrito una novela para niños alejada de las concesiones habituales del género, narrando con rigor y sin tapujos una absorbente historia de terror que respeta a sus lectores como seres inteligentes y capaces, lo que convierte el texto, como sucede con los clásicos, en legible para jóvenes y adultos por igual.


La editorial
Libro de Notas ofrece éste libro de descarga gratuita en formato PDF y ePUB
(se sugiere una donación de un euro, totalmente voluntaria, y sólo en el caso de que te guste el libro)

También se puede adquirir en papel en Bubok

Licencia Creative Commons

jueves, 17 de septiembre de 2009

Energía mar adentro


La “fiebre del oro” de las renovables continúa su frenética prospección en busca de lingotes que adornen el denostado panorama energético global. Con el mundo entero en pie de guerra contra la contaminación atmosférica y el calentamiento global, las fuentes energéticas limpias son el último cartucho en la recámara de los gobiernos y organismos internacionales. Al principio, las niñas mimadas fueron la fotovoltaica y la eólica, que sembraron Europa de placas solares y aerogeneradores. Ahora, la energía eólica marina, con sus parques eólicos off shore, se alza como punto prioritario en los debates internacionales. Según la Asociación Europea de Energía Eólica (EWEA), esta fuente de energía podría cubrir entre un 13% y un 17% de la demanda de electricidad en la Unión Europea para 2030.

De cumplirse las previsiones del plan a 20 años desarrollado por la EWEA, sería el pistoletazo de salida para una nueva industria de miles de millones de euros. El apoyo sostenido por parte de los políticos y estrategas europeos, además de la renovación e implantación de las infraestructuras-en la actualidad escasas-, serían los requisitos necesarios para conseguirlo. El plan de la EWEA, indudablemente ambicioso, es el colofón a un informe que acaba de ver la luz en la conferencia eólica marina europea (European Offshore Wind 2009 Conference) celebrada en Estocolmo. Actualmente la energía eólica marina no cubre más del 0,3% de la demanda de electricidad en la UE, por lo que las autoridades europeas deben dar seguimiento a una ley recientemente aprobada que promueve la energía renovable con acciones para impulsar las redes marinas. Para complementar la nueva ley, la UE busca también proporcionar subsidios para redes marinas y coordinar la regulación nacional.

“LA MAR DE OPORTUNIDADES”

El informe, de título “Oceans of Opportunity” (“La mar de oportunidades”), calcula que, actualmente, existen proyectos eólicos marinos en toda Europa que suman cien gigavatios de potencia (EWEA había previsto cuarenta gigas de potencia para 2020). Es más, tras la conclusión de los últimos informes, la asociación contempla la posibilidad de alcanzar los 150 gigavatios (GW) en el año 2030, “siempre que los gobiernos aporten el apoyo adecuado”.

De esta forma, los parques marinos podrían generar unos 550 teravatios hora (TWh), cantidad equivalente a entre el 13 y el 17 por ciento del consumo previsto para ese año, que se estima oscilará entre los 4.200 y los 4.400 TWh. Dicho volumen de generación limpia evitaría la emisión a la atmósfera de unos 290 millones de toneladas de CO2 al año. Asimismo, los autores del informe prevén que, de aquí a 2030, el sector alcanzará una tasa de potencia nueva instalada de unos trece gigas año, lo cual exigirá una inversión anual de 16.500 millones de euros.

Estamos ante un nuevo nicho de negocio que, además de liberarse del problema de la contaminación atmosférica, cuenta con otra ventaja añadida: los suculentos beneficios que- se prevé-reportaran a los que lo controlen. No es de extrañar que varias compañías, entre las que se encuentran Acciona, Iberdrola, EDP, Vestas, E.On, Siemens y GE, entre otras, hayan firmado un convenio comprometiéndose a hacer todo lo posible para asegurar la expansión y adecuación de las cadenas de suministro de equipos, componentes y maquinaria para servir al sector. También se encargarán-al menos eso aseguran- de presionar a los gobiernos para que apoyen al sector y exigirán al Banco de Inversiones Europeo que incremente sus previsiones para financiar este tipo de instalación. Otras áreas en las que los firmantes prometen trabajar incluyen el desarrollo de redes transnacionales de alta tensión y la expansión de programas de formación. De entrada, piden a la Comisión Europea una hoja de ruta para la ampliación de redes, sobre todo en los mares del Norte y Báltico, pero también en el Mediterráneo. Los firmantes exigirán además la publicación, por parte de la Red Europea de Operadores de los Sistemas de Transmisión (ENTSO-E), de un plan de desarrollo de infraestructuras cuyo objetivo sea integrar los 40 GW previstos para 2020. Asimismo, se comprometen a presionar con el objetivo de sacar adelante planes de acción nacionales, así como programas de cooperación transfronteriza.

UN GIGANTE SIN INFRAESTRUCTURAS

La energía eólica marina presenta ventajas frente a otros tipos de energías limpias. La energía eólica marina tiene, según los expertos, un futuro prometedor, sobre todo en países con una alta densidad de población que reduce las posibilidades de hallar un emplazamiento apropiado en tierra. En el mar, el viento se encuentra con una superficie de rugosidad variable, las olas que la velocidad del viento no experimenta grandes cambios. Eso, y el hecho de que el viento es, por norma general, menos turbulento que en tierra, permite que las torres sean más bajas que en la superficie terrestre. En la actualidad los parques offshore se sitúan en aguas poco profundas, alejados de las rutas marinas comerciales, de los emplazamientos militares y de los espacios de interés natural u ornitológico.

Por otra parte, y pese a la preocupación de los grupos ecologistas, los aerogeneradores marinos no tienen un efecto significativo en la vida de las aves acuáticas, y son causantes de sólo un 0,005 de los fallecimientos de aves accidentadas. Diversos estudios han demostrado que, una vez colocados los sistemas, las aves se mantenían a una distancia segura de las turbinas y, por otro lado, que los rotores que giran no las espantaban de sus áreas de alimentación.

Así pues, las ventajas de esta fuente energética parecen estar claras. Sin embargo, la falta de infraestructuras en toda la Unión Europea es el principal problema para comenzar a implantar más parques offshore de los que existen en la actualidad. Según los cálculos de la Comisión Europea, durante los próximos 12 años será necesario construir una capacidad eléctrica de alrededor de 360 gigavatios (GW) -el 50% de la capacidad actual de la UE- para reemplazar las plantas de generación eléctrica más antiguas y satisfacer el esperado crecimiento de la demanda. Es necesario la implantación de una gran cantidad de aerogeneradores marinos para que se lleve a cabo el plan programado por la Asociación Europea de Energía Eólica. Estos mecanismos, según explica la EWEA, están concebidos para aprovechar la fuerza producida por el viento, más constante en alta mar que en tierra, principalmente para la producción de energía eléctrica. Aunque su coste es mucho más elevado que el de los dispositivos terrestres su vida útil es más extensa y suponen una solución para países con alta densidad de población que carecen de espacios adecuados en tierra.

A pesar de que la energía eólica marina esta todavía en pañales, es de desear que, con el tiempo, el terreno común que comparten las energías renovables marítimas y la industria del gas y el petróleo puede constituir un activo si se aprovechan las oportunidades que ofrecen las zonas costeras para lograr una transición controlada y gradual a las nuevas energías. Ya están utilizándose programas comunitarios como «Energía inteligente - Europa» y otros incluidos en la Política de Cohesión para financiar proyectos con un enfoque proactivo del ajuste de las energías renovables y que apoyan el desarrollo de la energía eólica marítima.

Entre las críticas, que tampoco faltan, a esta tecnología, destacan el impacto en la fauna marítima y la degradación de la calidad de vida de los ciudadanos, así como el daño en el patrimonio natural, histórico y cultural de Europa que conlleva la presencia de los gigantes aerogeneradores.

17/09/09 para Capital News

Casi la mitad de los economistas españoles opinan que la situación de las empresas empeorará todavía más


La crisis ha calado hondo. Las empresas españolas asoman la cabeza por entre los escombros y se lamen las heridas, ante el escenario de sus devastadas cuentas de resultados. Medidas novedosas, como el nuevo Plan de Contabilidad, surgen con la idea de aportar soluciones, pero sus defectos de fondo son muy abundantes. Así pues, una mayor transparencia en la información financiera, una normativa contable mucho más abreviada que la actual para las pymes y una mayor agilidad y fluidez de los créditos accesibles a éstas son algunas de las principales conclusiones a las que se han llegado tras una encuesta realizada por el Consejo General de Colegios de Economistas y por Economistas Expertos en Contabilidad e Información Financiera (ECIF) entre trescientos economistas fiscales españoles.

En rueda de prensa junto con el director de Economistas Expertos en Contabilidad e Información Financiera, Marcos Antón, el presidente del Colegio General de Economistas, Valentí Pich Rosell, abogó por "pedir un poco de sacrificio a la población" en materia de impuestos, en la actual coyuntura económica. Pich sostuvo que, "si hay déficit presupuestario, es evidente que hay que mirar las medidas impositivas". La buena gestión, esa herramienta empresarial tan difícil de empuñar es un ingrediente fundamental para el presidente del Consejo General de Economistas, que previno acerca de que las subidas de impuestos tienen que ir acompañadas de buena gestión y liderazgo, al tiempo que afirmó que hay cierto margen para aumentar el IVA porque España tiene un tipo medio inferior al de Europa ."Los problemas de una empresa, como las del Estado, no se arreglan con una sola medicina, sino con un conjunto de medicamentos y con una buena gestión", aseguró Pich, que añadió que "los incentivos empresariales han de ser transparentes y temporales" y que, en el caso de que hubiera "una maraña de incentivos", habría que "replantearlos".

Valentí Pich reconoció también, por otra parte, que hay muchos impuestos que son "difíciles de tocar", como es el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), del Impuesto de Sociedades y de los impuestos sobre las rentas altas.

CRITICAS AL FROB Y AL NUEVO PLAN CONTABLE

Los datos de la encuesta, dados a conocer ayer, son reveladores: muestran bien a las claras la opinión crítica y hasta pesimista que actualmente mantienen los profesionales del sector acerca de la situación económica y financiera de las empresas. Así,un 76.6% afirmó que la situación de las empresas españolas (resultados, endeudamiento, etc.) es complicada, el 23.4% restante afirmó que es normal, buena o muy buena. Además, el 42.9% de los encuestados piensa que su evolución en los próximos seis meses será peor, un 39% afirmó que seguirá igual y, por último, un 18.1% afirma que irá a mejor. Por lo que para variar esa tendencia se demanda, de nuevo, un cambio en la política económica nacional y una mayor coordinación de esta con las medidas de las diversas Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales.

Por otra parte, un 72.4% valora globalmente la situación económico-financiera de las familias españolas (ahorro, endeudamiento, salarios, patrimonio, etc.) como complicada, mientras que el 27.6% opina que ésta es normal, buena o muy buena. En cuanto a los próximos seis meses, un 39.5% opina que la evolución de la situación económico financiera de las familias irá a peor, otro 39.5% opina que seguirá igual y un 21% afirma que irá a mejor.

Sobre la situación del acceso al crédito de las pymes, en proyectos viables, y a las familias un amplio porcentaje, 92%, afirma que es necesario que el crédito fluya de forma ágil hacia los proyectos viables. Demandando medidas nacionales como se realizan desde diversas CC.AA. (avales directos a las pymes, apoyo financiero para análisis de viabilidad) Además se solicita un pacto Gobierno-Entidades de Crédito para llegar a acuerdos concretos que hagan que fluya el crédito hacia las pymes viables, buscando también la coordinación con las medidas de las diversas Comunidades Autónomas.

En respuesta a si el “Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria”, FROB, será una buena herramienta para el saneamiento de las entidades bancarias con problemas o para solventar fusiones entre ellas, un 45.5% afirmó estar poco o nada de acuerdo, un 27,3% algo de acuerdo y sólo un el 27.2% afirmó estar bastante o muy de acuerdo. En este punto destacan los comentarios adicionales de la encuesta, en la que bastantes economistas opinan que en el caso de que se deba ayudar al sistema financiero se deberían desarrollar reglas más claras y transparentes en general y principalmente obligar, vía las mismas, en estos momentos a una política diferente de crédito hacia las pymes y negocios viables, máxime cuando los recursos aportados son públicos. Exigiendo a su vez responsabilidades a los gestores de entidades con problemas.

Además, en lo que respecta a los costes de su aplicación y mejora competitiva de la nueva normativa contable, un 73.4% afirmó que no ofrece grandes mejoras competitivas frente al 26.6% que opinó lo contrario. Comparando estos resultados con la misma encuesta realizada en 2008, en la que un 62% opinó que no ofrece grandes mejoras competitivas o escasas, frente a un 38% que opinó que sí ofrecía alguna mejora competitiva para la pyme, por lo que tras el primer año de aplicación aumenta la opinión de los que afirman que no supone mejoras competitivas.

16/09/09 para Capital News

miércoles, 16 de septiembre de 2009

¿Por qué debe de ser gratis la literatura?



Interesante artículo de Javier Reverte para El País

La mañana del 24 de abril de 1916 un joven poeta, Pádraic Henry Pearse, en nombre de un gobierno provisional presidido por él, leía la declaración de independencia de Irlanda en la puerta de la Oficina Central de Correos de Dublín, mientras que algo más de 1.500 voluntarios, organizados en batallones, ocupaban diversos puntos estratégicos de la ciudad.

¡Cuánta gente se asombra cuando un pobre poeta pretende cobrar por un pregón o una conferencia!

Se iniciaba así el Eastern Rising, el alzamiento de Pascua, principal hito de la lucha por la independencia irlandesa frente a la Gran Bretaña. El ejército inglés reprimió con dureza la revuelta, ahogándola en menos de una semana, y los siete firmantes de la proclamación fueron fusilados en la prisión de Kilmainham.

Lo que interesa ahora de aquel suceso es reseñar que, del grupo de hombres que proclamaron la independencia irlandesa en la Oficina de Correos dublinesa, tres eran poetas, dos de ellos también profesores de lengua y el tercero dramaturgo; un cuarto era periodista y autor de letras de canciones; y un quinto, instrumentalista de gaita y profesor de gaélico. De modo que sólo dos no tenían que ver con actividades artísticas o intelectuales.

Además de ellos, muchos de quienes se unieron a la revuelta ejercían actividades relacionadas con la literatura y las artes y manejaban mejor la métrica y el solfeo que el fusil. Nunca hubo una revolución tan literaria en la historia del mundo. Y quizás fue una de las razones por las que el alzamiento no triunfó. No obstante, la épica de la empresa quedó para la posteridad gloriosamente retratada: cualquier estudiante irlandés puede recitar hoy de memoria el poema que William B. Yeats dedicó al alzamiento, en el que se repiten estos hermosos versos al final de cada estrofa: All changed, changed utterly; a terrible beauty is born.

Quizás sea aquel sacrificio la razón por la que Irlanda es el país que más ama a sus creadores. No es raro, viajando por sus estrechas carreteras, encontrarse casas con los perfiles de escritores famosos pintados en sus fachadas. Yo he visto, por ejemplo, los rostros de Joyce y de Beckett decorando una pared en el condado de Kerry. Y en todas las ciudades abundan las estatuas de novelistas, poetas, pintores, músicos y dramaturgos.

Si Inglaterra ama a sus soldados, Francia a sus cocineros, Italia a sus tenores, Estados Unidos a sus actores y España a sus mártires, Irlanda ama a sus creadores y, en particular, a los escritores. No hay más que remitirse a los hechos: en 1969, a instancias de Charles Haughey, más tarde primer ministro, el Parlamento aprobó una ley, aún vigente, por la que los derechos de autor procedentes del trabajo creativo quedaban libres de impuestos.

Qué distinta nuestra historia. Cervantes fue encarcelado, Larra se pegó un tiro, Ganivet se arrojó a un lago de aguas frías, Lorca y Muñoz Seca murieron fusilados y cientos de creadores han vivido, a lo largo de nuestra tremebunda historia, la pena honda del exilio.

Nuestros políticos nunca nos han querido ni ayudado y les interesan, más que nuestras palabras, nuestras firmas en tiempos de elecciones. El resto del año sólo existen aquellos escritores y artistas que decoran los salones de los poderosos.

En estos tiempos, las leyes democráticas intentan proteger los derechos de autor y existe una organización, Cedro, que trata de evitar el uso incontrolado de los textos de los creadores. Gracias a ello, los escritores recogemos unas migajas anuales, en forma de unos cientos de euros si hay suerte, que Cedro recolecta mediante el cobro de un estipendio sobre la fotocopia o el "escaneado" -horrible palabra- de nuestras obras, eso que se conoce como "canon". No es algo que dé para vivir, ni mucho menos; pero al menos sienta un derecho que impide que te birlen en forma impune tus palabras.

Y aún así, hay voces que se alzan criticando esa limosna, que casi lo es, en nombre de un extraño principio al que llaman "gratuidad de la cultura". Y el pobre escritor se dice: ¿por qué no puedo yo vivir de lo que produzco y sí aquel que nos da de comer, o el banco que me presta dinero (cuando lo presta, claro), o quien nos cura, o quien nos representa en un Parlamento? ¿Por qué debe de ser gratis usar de la cultura y, sin embargo, pagamos por alimentarnos, por estar sanos y por ser gobernados en democracia?

¡Cuánta gente se asombra cuando un pobre poeta pretende cobrar por un pregón o una conferencia! "¿Pero no es cultura?", preguntan atónitos. Y alguien responde con miedo a que le tomen por loco: ¿y no hacen cultura Plácido Domingo, o Paco de Lucía, o Mikel Barceló cuando cobran por cantar, tocar la guitarra o pintar el interior de una catedral? ¿Qué es cultura y qué no es?

Quizás los escritores españoles tendríamos que jugarnos la vida en una revuelta insensata para que nuestros políticos nos respeten y nuestro pueblo nos ame. O nacionalizarnos irlandeses y ahorrarnos los impuestos sobre las migajas que nos caen de vez en cuando.

El frío más peligroso


Es la pescadilla que se muerde la cola. Lograr el equilibrio correcto entre las acciones cotidianas y los grandes planes gubernamentales para impedir el calentamiento global es una de las cuestiones más importantes -y más difíciles de abordar- de nuestra era. Acciones tan sencillas como controlar con cautela los termostatos de los sistemas de refrigeración de los hogares se convierten en hazañas si tenemos en cuenta las altísimas temperaturas que asolan en verano a una buena parte del planeta y que piden a gritos el uso intensivo de sistemas de refrigeración y aire acondicionado, los mismos que, según ha advertido la Agencia de Investigación Ambiental (EIA), actúan como abogado del diablo recrudeciendo los efectos del cambio climático y contribuyendo al recalentamiento de la atmósfera.La realidad es que a día de hoy, en que se celebra la Jornada Mundial para la Protección de la Capa de Ozono, el frío artificial sigue siendo un problema que acarrea graves consecuencias.

No es la primera vez que este debate salta a la palestra. Ya el protocolo de Montreal de 1987 obligó a la eliminación de los gases derivados de estos sistemas y que provocaban el agotamiento de la capa de ozono, los clorofluorocarbonos (CFC) y posteriormente los hidroclorofluorocarbonos (HCFC). Sin embargo, los gases que se aceptaron como sustitutos, los hidrofluorocarbonos (HFC), que en su día se consideraron inocuos y que se emplean como refrigerantes y espumantes, han resultado ser un caramelo envenenado con un potencial de calentamiento global cientos de miles de veces mayor que el CO2.

A menos que se tomen medidas, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) prevé que las emisiones de HFC se triplicarán de 0,4 mil millones de toneladas de dióxido de carbono en 2002 a 1,2 millones de toneladas en 2015. Los mayores emisores de HFC son los sistemas de aire acondicionado (MAC) de los sistemas en los automóviles (66% del total de las emisiones de HFC de acuerdo con datos de la EPA de EE.UU. y la ADEME), seguida de la refrigeración comercial, y en particular de supermercados especializados en congelados (23%) y, finalmente sistemas de aire acondicionado (6%) sobre todo los de unidades de venta al por menor y oficinas.

ALTERNATIVAS “FRÍAS”

En el año 2006, la Unión Europea esbozó un intento de regular los sistemas de aire acondicionado de los automóviles, prohibiendo el uso de refrigerantes móviles con potencial de calentamiento global. Desde entonces, la actividad de los fabricantes para buscar alternativas ha sido intensiva. Hasta ahora las soluciones pasan por utilizar CO2 o combustibles pesados químicos, productos cuya dudosa seguridad e inflamabilidad han sido cuestionados por organizaciones como Greenpeace.

En cuanto a los frigoríficos, compañías como Coca-Cola, McDonald’s, Unilever, Carlsberg o Ikea han desarrollado programas con el apoyo de de Greenpeace y de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente para sustituir la tecnología de HFC en favor de los refrigerantes naturales. Coca-Cola planea instalar 100.000 refrigeradores de bebidas frías que utilicen CO2 como refrigerante antes del final de 2010. A principios de 2009, Unilever tenía 400.000 arcones de hidrocarburos en uso, y planea duplicar esta cifra para el año 2010 para generar 80.000 toneladas las emisiones de GEI de ahorro por año.

Por su parte, Marks & Spencer se ha comprometido a instalar sólo refrigerantes respetuosos con el clima, basados en sistemas de CO2. También está probando un nuevo HFC con un menor impacto en el calentamiento global que, si tiene éxito, sustituirá a todos los sistemas existentes de HFC antes de 2012.

Para llevar a cabo estas modificaciones, el coste es el principal obstáculo. La mayoría de las empresas sólo están utilizando soluciones libres de HFC en nuevos equipos en lugar de sustituir las actuales por este motivo. El coste de los refrigerantes naturales en sí mismas es bajo, a veces inferior a HFC. Pero debido a que la tecnología es más reciente, los precios tienden a ser mayores. Se estima que un punto de CO2 refrigerante podría costar alrededor de dos veces tanto como un equivalente de HFC.

16/09/09 para Capital News

miércoles, 9 de septiembre de 2009

El éxito del "boca a boca" virtual


Primero fue vehículo para una información más veloz y diversificada, después red sin fronteras para la comunicación y la interacción social, más tarde canal de transacciones comerciales y monetarias. Internet se adueña de todos los ámbitos sociales y se populariza como conductor de tareas que antes estaban limitadas al ámbito físico. Tampoco el marketing, la poderosa herramienta capaz de levantar o derrumbar imperios empresariales, ha escapado a su dominio. El marketing online arrasa, y emplea como herramienta definitiva para el despliegue y popularización del comercio electrónico el llamado marketing de afiliación, que pone al alcance de las pymes recursos y estrategias reservados hasta hace bien poco tiempo a grandes corporaciones que disponían, generalmente, de elevados presupuestos. Un estudio elaborado por la empresa especialista en marketing Public-Idées entre 1.000 profesionales revela que el 80% de ellos utilizan el marketing de afiliación como herramienta para salir de la crisis económica.

El marketing de afiliación consiste en un canal de publicidad y ventas on-line en el que los anunciantes (comerciantes on-line que venden productos o servicios) pagan a los publishers (compañías independientes que promocionan los productos o servicios de un anunciante en su sitio Web) sólo por los resultados, por cada visitante que realiza una compra o rellena un formulario, y no simplemente por llegar a un público objetivo. Este modelo de "pago por resultados" constituye, en esencia, la versión moderna del modelo de "comisión de intermediario" (finders-fee), en el que las personas o compañías que captan nuevos clientes a través de un programa reciben una remuneración por ello. En el caso del marketing de afiliación, la diferencia consiste en que los anunciantes sólo pagan a los publishers cuando la captación de nuevos clientes se produce como resultado una venta o el acceso de un cliente potencial, esto lo convierte en un entorno de bajo riesgo y alto beneficio para ambas partes.

UNA HERRAMIENTA RENTABLE Y FLEXIBLE

Todos los indicios apuntan a que el marketing de afiliación tiene un futuro muy prometedor. Según los datos revelados por Public-Idée, el 67% de los encuestados afirma haber aumentado la inversión en marketing al resultado durante el último año, el 61% dice tener planificada una campaña de marketing de afiliación para el próximo año y el 50% apuesta por campañas de afiliación a largo plazo. El gran porcentaje que acude a esta herramienta para gestionar la crisis económica no es una casualidad; el ajuste de los presupuestos en base a la rentabilidad y la justificación del retorno de la inversión son un buen motivo para recurrir a ella. Además, la flexibilidad de las estrategias de esta herramienta permite ajustar los costes a los resultados en cualquier campaña, lo que permite un espectacular ahorro de costes. Cada vez son más los portales y sitios de comercio electrónico que apuestan por esta tendencia, pero sin duda el caso más digno de mención, el pionero en la red, es Amazon.com, que consiguió entrar en beneficios a principios de 2002 sin emplear otra herramienta que el marketing de afiliación.

En realidad, la semilla del marketing de afiliación es bien sencilla y viene utilizándose desde hace siglos en el mundo físico. Basándose en la estrategia del “boca a boca”, tan llevada a la práctica que beneficia al comercio y al cliente y al intermediario, el marketing de afiliación apuesta por ofrecer un plus a cada una de las partes interesadas. El efecto inmediato debe suponer un importante incremento en las ventas, y cabe pensar razonablemente que ello debe ser así porque el beneficio de cada transacción es compartido por la web, por su cliente y por el afiliado que inició la venta. Si a ello le sumamos el enorme potencial que representa Internet por sus características de inmediatez, capacidad de segmentación y velocidad de propagación es fácil deducir su efecto multiplicador en los resultados de cualquier campaña.

Además, el marketing de afiliación, bebe de uno de los pocos negocios que ha seguido creciendo a pesar de la crisis económica, la inversión en publicidad online, que se ramifica en tres líneas diferentes: la publicidad online por CPM, el modelo de buscadores y enlaces patrocinados y el marketing al resultado. El primero de ellos está inspirado en la publicidad tradicional, exigiendo el pago por adelantado, sin garantía de resultado. Los enlaces patrocinados, exigen pagar por tráfico sin certeza de convertir en el objetivo final, mientras que el marketing al resultado potencia la visibilidad de los actores presentes en la Web, ofreciendo un manejo controlado del presupuesto y pagando sólo la acción deseada.

LAS REDES SOCIALES COMO ESCAPARATE

El punto de partida de un Programa de Afiliación es la generación de tráfico hacia la página web en cuestión, a través de banners o enlaces en los sitios de los afiliados. Unos productos atractivos y unos precios competitivos que llamen la atención en época de crisis son el otro ingrediente fundamental para conseguir el éxito. El galardón es ni más ni menos que un ejército de aliados encargados de buscar clientes, estratégicamente distribuidos a lo largo y ancho de la red.

Las Redes Sociales son el gran cauce para el desarrollo del marketing de afiliación, ya que recogen y ponen en movimiento los gustos y preferencias de los consumidores, pues éstos prefieren cada vez más guiarse por las opiniones de sus amigos de confianza antes que por la tradicional publicidad, cada vez menos efectiva. El tradicional boca a boca no ha tardado en llegar a la Red y rentabilizarse. Si antes las campañas de promoción en Internet hacían uso de los programas de afiliación promocionando a través de los portales webs afiliados, sin apenas segmentación en la mayoría de los casos, en la actualidad las herramientas 2.0 han logrado grandes avances. Las redes sociales permiten hacer campañas de marketing no invasivas, que se difunden gracias a los propios usuarios y que se caracterizan por la naturalidad y la vitalidad. Con mucho menos presupuesto se logran mejores objetivos, gracias a la segmentación y adaptación del mensaje para cada consumidor.

Sin embargo, el gran reto del marketing de afiliación es conseguir la lealtad de los afiliados, algo extremadamente difícil y más en un mundo de escaparates virtuales a cuál más atractivo que favorecen la inconstancia. Es necesario marcar con precisión los objetivos y establecer una compensación justa ya que de otro modo se corre el riesgo de gastar mucho dinero a cambio de nada o quedarse sin afiliados, que es lo mismo que decir sin resultados. Por eso es vital definir la estrategia más adecuada a cada caso particular, teniendo en cuenta diversos aspectos como la 'usabilidad' de la web, comodidad para comprar, el tipo de productos o servicios que se desea comercializar y el segmento de público al que van dirigidos.

o9/09/09 para Capital News

domingo, 6 de septiembre de 2009

“La asignatura pendiente de la RSC en España es el concepto erróneo que la sociedad tiene de ella”


Clara Bazán, responsable de RSC de MAPFRE

La clave de sus programas de Responsabilidad Social Corporativa radica en una cuidadosa gestión de las empresas que integran el Grupo, cuya mayor contribución a la sociedad debe ser la generación de riqueza, la creación de empleo, la equidad con todas las personas, grupos e instituciones implicados en su actividad, el cumplimiento estricto de sus obligaciones legales y fiscales, y el mantenimiento de un elevado nivel ético en la gestión empresarial. Clara Bazán, responsable de RSC de Mapfre, resalta, en declaraciones a 'ICNr', la participación activa de la aseguradora en diversos foros, nacionales e internacionales, siempre con un doble objetivo: informar a la sociedad acerca del comportamiento socialmente responsable de MAPFRE y, aprender de los demás participantes.

Seguir leyendo en Capital News

miércoles, 2 de septiembre de 2009

'Triple Bottom Line', los tres pilares de la RSC de nueva generación


La evolución, más que constante, ha sido veloz y rotunda; motivada por las circunstancias socioeconómicas y por las expectativas de unos stakeholders cada vez más exigentes. Desde su nacimiento en los años 70, la Responsabilidad Social Corporativa ha evolucionado desde una filantropía revestida de ropajes casi colonialistas hasta desembocar en la incorporación en las compañías de unos estándares muy orientados a la inversión social estratégica, ese hábil juego de prestidigitadores que se centra en proyectos con impacto social o ambiental sin descuidar por ello los beneficios económicos. Así pues, los tiburones financieros toman constancia de la conciencia de sus empresas, y recursos tales como las competencias clave, el know-how y el talento del capital humano pueblan los nuevos manuales de cabecera. La última criatura nacida al amparo de esta tendencia, cita obligada ya en las agendas de todo alto ejecutivo que se precie, es la Triple Bottom Line, que armoniza el capital financiero, social y medioambiental de las compañías para obtener beneficios de forma lo más responsable posible.

Seguir leyendo en Capital News

martes, 1 de septiembre de 2009

La ONU se queda corta en sus previsiones sobre los costes de adaptación al cambio climático


A menos de cien días para que suene el pistoletazo de salida de la Cumbre de Copenhague sobre Cambio Climático, un nuevo nubarrón se cierne sobre el horizonte de las negociaciones amenazando con debilitar su resultado. A los expertos de Naciones Unidas les han fallado las calculadoras a la hora de anticipar los costes que supondrá la adaptación global al cambio climático. Y el resbalón no ha sido leve: han calculado tan a la baja que las arenas movedizas han sustituido de repente el firme terreno que los mandatarios y portavoces se jactaban de pisar. El coste real de la adaptación a los impactos que el calentamiento global va a tener sobre los recursos mundiales y, en definitiva, sobre la forma de vida de todo el planeta, será probablemente dos o tres veces mayor que el estimado por la Convención de la ONU del Cambio Climático, según reveló el pasado 27 de agosto un estudio publicado por el Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo y el Instituto Grantham para el Cambio Climático del Imperial College de Londres.

Seguir leyendo en Capital News