jueves, 15 de julio de 2010

Cemex aboga por la construcción sostenible y la eficiencia de los recursos


La construcción sigue ostentando el dudoso honor de ser una de las actividades industriales más consumidoras de recursos naturales- madera, agua, energía, minerales- y una de las grandes responsables de la deforestación y la contaminación atmosférica. Las cifras indican que el sector de la construcción consume entre el 20% y el 50% de los recursos físicos según su entorno, lo que la deja a cargo de un potencial contaminante que no puede seguir desdeñándose. En un marco institucional donde prima la vulnerabilidad ante la falta de acuerdo entre los líderes mundiales acerca de la reducción de emisiones contaminantes, los impulsos hacia una construcción más sostenible proliferan lentamente de la mano de iniciativas privadas en su mayor parte. En este sentido, la propia Comisión Europea ha impulsado recientemente una nueva directiva sobre eficiencia energética en los edificios que refunda la directiva ya existente, “Directive on the energy performance of Buildings,” (Directiva 2002/91/CE).
Como alternativa a los tradicionales métodos contaminantes, se imponen las técnicas de construcción que integren medidas de ahorro energético, gestión de residuos o minimización de consumo de agua integradas. Como resultado de esta tendencia están surgiendo numerosos estándares que establecen ratings de sostenibilidad o eficiencia energética en los edificios más allá de los requisitos legales. Hasta el momento los más utilizados son el sistema LEED desarrollado por el US Green Building Council, el Energy Star o el BREEAM originario del Reino Unido, si bien todavía no existe un sistema de referencia a nivel mundial. La construcción sostenible va mucho más allá de la cuidadosa elección de los materiales y la eficiencia en los procesos productivos; se basa también en la reutilización de los recursos naturales y una cuidadosa conservación de la energía y un exhaustivo análisis de todo el ciclo de vida de las edificaciones: desde el diseño arquitectónico del edificio y la obtención de las materias primas, hasta que éstas regresan al medio en forma de residuos.

EFICIENCIA Y EXPEDIENTES

Durante los últimos tiempos, han empezado a despuntar las iniciativas sostenibles en el sector de la construcción. Es el caso de la multinacional Cemex, que durante el ejercicio de 2009 ha aumentado su volumen de inversión en aspectos medioambientales, tal y como refleja su Memoria de Sostenibilidad correspondiente al pasado ejercicio. En ella, la compañía revela su intención de convertirse en el fabricante de materiales de construcción más eficiente, rentable y sostenible del mundo, abordando retos como el cambio climático, la sensibilización interna, la gestión ambiental y la seguridad y salud laboral de los empleados.  Así, durante el pasado ejercicio la multinacional invirtió 11 millones de euros en medidas medioambientales, utilizando  un 26% de combustibles alternativos .Aún así, a pesar de la creciente atención de la compañía al Medio Ambiente, Cemex ha sido objeto a lo largo de 2009 de sanciones administrativas  por importe total de 11.764,17 €, correspondientes a expedientes sancionadores por contaminación en las provincias de Tarragona y Barcelona.

Asimismo, durante el pasado año la Comisión Europea y  la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) en España, iniciaron sendas inspecciones  en las oficinas de CEMEX en España en relación con posibles prácticas realizadas en contra de la libre competencia. La investigación llevada a cabo por los oficiales de la Comisión Europea se extiende a diversos mercados del área de la Unión Europea. Por su parte, la inspección realizada por la Dirección de Investigación de la CNC, se centró en posibles prácticas en contra de la libre competencia en la producción y distribución de cemento, mortero, hormigón y agregados en una zona geográfica determinada dentro del territorio español. Cemex ha solicitado formalmente a la CNC el sobreseimiento del expediente respecto de esta sociedad, que actualmente se encuentra en fase de instrucción.

A pesar de estos incidentes, la Memoria da fe de  mejoras en distintos ámbitos, aportando cifras destacables como la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera en un 23% gracias, en buena parte, a la menor producción de clinker, aunque el recorte en las emisiones por tonelada de clinker ha alcanzado el 5,5 % .A la reducción en la fabricación de clinker suma el uso de combustibles alternativos, como por ejemplo, la biomasa. Además, Cemex ha trabajado en proyectos de concienciación y formación, tanto para sus empleados como para niños, con la puesta en marcha del 'Plan de Acción CO2', gracias al cual se ha conseguido en las instalaciones de la empresa un ahorro del 21 por ciento en consumo eléctrico, del 50 por ciento en agua y del 29 por ciento en papel. Destaca asimismo la campaña “Cero accidentes” con la que Cemex asegura haber conseguido eliminar los percances en un 95% de sus instalaciones, lo que supone un 16% menos que la media en España.

SOSTENIBILIDAD Y BUEN GOBIERNO

Con afán de poner en conjunción la búsqueda de sostenibilidad empresarial y el buen gobierno corporativo, la compañía ha nombrado  un Comité de Sostenibilidad, que presidido por el consejero y director general del país y por el presidente de CEMEX Región Oeste de Europa, está integrado por todas las direcciones generales de la compañía (Planificación, Comercial y Logística, Recursos Humanos, Materiales, Operaciones y Asesoría Jurídica), la Dirección de Sostenibilidad y los departamentos de Abastos, Marketing y Comunicación y Asuntos Corporativos. Con una periodicidad mensual se reúne el citado Comité para hacer un seguimiento en detalle de todas las actuaciones relativas a sostenibilidad, con especial atención a la evolución del comportamiento medioambiental, planes de comunicación, seguimiento de proyectos específicos relativos a actuaciones en las comunidades donde la compañía tiene presencia estable, en definitiva, actuaciones dentro del marco de responsabilidad corporativa asumida por la compañía. La composición del citado Comité es abierta, por lo que ocasionalmente se incorporan a las reuniones diferentes personas de otras áreas o departamentos de la compañía para proponer y, en su caso, participar en las iniciativas de sostenibilidad que se debatan y aprueben.

Además, desde hace una década se ha implantado en el Grupo CEMEX un Código de Ética que establece los principios bajo los que se deben regir las diversas relaciones de la sociedad con terceros, clientes y proveedores, así como el comportamiento exigible a todos los empleados. Para el seguimiento del cumplimiento de dicho código, su interpretación y revisión, en su caso, se ha constituido un Comité de Ética integrado por los directores generales de Operaciones, Comercial y Logística, Materiales, Recursos Humanos y Asesoría Jurídica, asistidos por una persona del departamento de Recursos Humanos que actúa como Administrador del Código. El Comité es el encargado de analizar, con total independencia de la línea jerárquica, y con decisiones sometidas a votación entre sus miembros, aquellos casos que se someten a su consideración.

Por último, Cemex mantiene un enfoque orientado al impulso de los productos y prácticas que minimicen el consumo de recursos naturales, que sean más respetuosos con el medio ambiente y con las comunidades que conviven y se interrelacionan con la compañía. Así, se plantea como reto de cara a 2015 la reducción del 25% de emisiones de CO2 generadas por su actividad industrial.

13-07-10 para iCNr

No hay comentarios: