viernes, 24 de septiembre de 2010

“El estado que no toque la RSC, sólo tiene que implantarla en todo su ámbito, que no es poco”


Antonio Javierre, director de Excavaciones Javierre

Es, sin duda, una de las pymes españolas que más se ha implicado con la Responsabilidad Social Corporativa, haciendo de la gestión sostenible una herramienta perfectamente integrada en su modelo de negocio. Javierre es una empresa dedicada a las excavaciones cuya gestión corporativa responsable le ha merecido el premio a la mejor memoria de sostenibilidad otorgado por AECA en 2009. Para Antonio Javierre, director de la compañía, los objetivos para el año 2010 son igualmente ambiciosos: desde la generación de complicidad en buenas prácticas responsables con las partes interesadas, hasta la optimización de los indicadores del sistema de gestión de Javierre pasando por la apertura de nueva línea de negocio mediante aplicación de innovador sistema de estabilizado de superficies de tierra, capaz de sustituir el uso de asfaltos y recursos naturales. Ante un tema tan espinoso y rabiosamente actual como la regulación estatal de la Responsabilidad Social, Javierre se muestra rotundo al afirmar que “El estado que no toque la RSC solo tiene que implantarla en todo su ámbito:  Nacional, Regional, Provincial y Local, que no es poco”. Javierre añade que las empresas “que han tomado el camino de gestión responsable, saben muy bien cuales son sus objetivos y sus limitaciones y aunque no han llegado al punto de suplir las tareas sociales del Estado, sin ninguna duda el colectivo de empresas pueden llegar a tener esa capacidad e incluso superarla.En la medida que la empresa en su generalidad sea consciente de la necesidad de atender debidamente sus importantes grupos de interés, cosa que hoy no hace, se comenzarán a visualizar acciones sociales que el estado no atiende o no es capaz siquiera de identificar.”

Con respecto a la Responsabilidad Social en el ámbito corporativo no cabe duda de que estamos ante un escenario cambiante, donde el tradicional “valor del accionista” se ve en tela de juicio ante nuevos conceptos que abogan por la sostenibilidad a largo plazo y la comunicación diáfana con los grupos de interés, las opiniones de Antonio Javierre son también claras en este sentido: “Los accionistas son un parte vital en toda empresa privada. Cuando hablamos de Pymes en la gran mayoría de ellas se está hablando a la vez de actividades que representan su medio de vida. Estoy seguro que en estos casos la mayoría, tiene en cuenta otros objetivos de alcances diversos que en mayor o menor medida van mas allá que el simple hecho de ganar dinero. Entre los objetivos de la empresa  pyme que represento, trato de establecer un difícil equilibrio entre el aspecto Económico, el Social, Ambiental y Buen Gobierno. Para mí todos estos aspectos adquieren igualdad de importancia y son gestionados con la misma inquietud y perseverancia.También es cierto que no está muy bien entendido este modelo de objetivos por las empresas de hoy día y siguen primando objetivos de máximo, beneficio y el corto plazo de retorno. Para mí es un modelo de objetivos totalmente obsoleto.”

Con respecto a la actual situación de la Responsabilidad Social en las pymes, Javierre distingue entre las que “tienen como fin proporcionar un medio de vida a sus dueños o accionistas y las que están montadas para aprovechar el momento las circunstancias o dar el pelotazo junto a un amigo, conocido o familiar en posición de privilegio administrativa o comercialmente.Las primeras, sin ninguna duda aportan valor a la sociedad, ponen en el mercado productos y servicios con alto grado de profesionalidad y sus metas están orientadas a largo plazo. Considero este tipo de empresas de por sí, Responsables y aunque en muchos casos lo hacen sin conocer este término, lo llevan implícito en su actividad, y son muchas yo diría que la mayoría de Pymes en España.Las segundas, paradójicamente son también muchas y además están catalogadas por la sociedad como empresarios y empresas de éxito, llegando en muchos casos a considerarse merecedoras de reconocimiento social, afirma Javierre.

PYMES CONFUNDIDAS

Así, para el experto, las pymes en España “están confundidas. La mayoría se pregunta cual es el verdadero éxito, aquel que te permite ganar mucho dinero en breve plazo de tiempo y por tanto vivir sin dificultades e incluso en el lujo, o por el contrario. Éxito es tener una empresa que trata de ofrecer al consumidor productos y servicios de calidad, con una excelente atención de venta y postventa, que su materia prima y procesos lleva una gestión ambiental correcta, sin transmitir impactos al consumidor y el medio ambiente. “

Javierre no soslaya los aspectos más conflictivos a la hora de poner en marcha un plan de Responsabilidad Social. Para él, el aspecto más importante es el compromiso bien meditado y real, previo a la decisión de poner activo un plan RSC. Tiene que existir una fuerte carga de compromiso personal porque las tentaciones de saltarse los códigos de conducta están muy presentes en cada toma de decisiones.Es importante también un análisis objetivo de situación en cada uno de los aspectos, para establecer puntos fuertes y áreas de mejora que a través del establecimiento de objetivos alcanzables nos llevará a resultados”.

El espinoso tema de la transparencia corporativa es el que encierra mayor conflicto para Javierre. Para él, “es ésta una acción que encierra innumerables trampas  para el redactor de informes, viéndose en la dificultad de informar tanto aspectos negativos como positivos, lo cual por inercia natural lleva en la mayoría de casos al resultado de informes y memorias que mas bien parecen un catálogo de empresa para uso como herramienta comercial o de marketing. Por otro lado también son motivos de conflicto y a su vez barreras de entrada para pequeñas empresas, el hecho del desconocimiento y la errónea interpretación del verdadero sentido de la llamada gestión responsable y junto a este desconocimiento la dedicación y sensibilidad necesaria para tomar decisiones en contra de la cuenta de resultados.”

Para Javierre todavía no se ha dado una expansión de la Responsabilidad Social, aunque “sí es cierto que cada día se habla mas del tema RSC, que los medios de comunicación, las instituciones educativas y un número todavía pequeño de empresas especialmente las grandes y otras pequeñas, de forma tímida  trabajan activamente para logras objetivos responsables, pero insisto todavía a fecha de hoy septiembre de 2.010 estos cambios no los aprecio ni en mi sector de actividad ni en el ámbito personal. El resorte que definitivamente conseguirá una expansión generalizada de la Responsabilidad Social en las empresas y organizaciones será, la ciudadanía y los consumidores. Las empresas tienen muy claro que su misión es poner productos y servicios que el consumidor y la sociedad demanda y solamente unas pocas de ellas en el mundo son sensibles a valores sociales, ambientales y de honestidad, necesarios para el buen gobierno corporativo. En tanto y cuanto la sociedad no demande firme y claramente productos y servicios responsables, existirán empresas mayoritariamente irresponsables, corruptas y especuladoras. Lo mismo digo para gobiernos  y otras oscuras instituciones.”, concluye el experto.

23-09-10 para iCNr

1 comentario:

Marilu | negocios y franquicias en mexico dijo...

Es correcto el comentario de Antonio Javierre cuando dice que “Los accionistas son una parte vital en toda empresa privada", pues siempre son ellos los que deciden en un punto final. Buen artículo, completo e instructivo. Gracias.