martes, 3 de mayo de 2011

“Justice has been done”: cuando un Nobel de la paz puede matar

El asesinato del terrorista más buscado del mundo le ha llegado al presidente de los Estados Unidos en un momento que no podía ser más oportuno. En menos de 24 horas, la reputación de la “marca Obama”, alicaída durante los últimos tiempos debido en parte a los incómodos “bulos” acerca de un supuesto islamismo del presidente, ha remontado y se ha elevado veloz sobre los corazones de los miles de norteamericanos que se han lanzado a las calles para celebrar el suceso.

Cuando Obama proclamaba con rotundidad que “se ha hecho justicia” pasaba por alto el hecho de que la ejecución de Bin Laden se ha llevado a cabo sin un juicio previo; juicio que indudablemente hubiera tenido el mismo resultado que la operación especial coordinada por los SEALS. Y sin bien las consideraciones éticas de la acción estadounidense pueden sobrar cuando se habla de un terrorista que lleva sobre sus espaldas la muerte de miles de civiles, el asesinato de Obama sin un juicio previo abre un precedente difícil de soslayar; un precedente que no encuentra eco ni siquiera durante los terroríficos estertores de la Segunda Guerra Mundial, cuando monstruos tanto o más mortíferos que Bin Laden solamente vieron sellado su destino tras los Juicios de Nuremberg.

Premio en Paradela (Lugo)


Los premios Manuel Oreste recaen en Beatriz Lorenzo y Xosé Manuel Dopazo
 
La ourensana Beatriz Lorenzo y el coruñés Xosé Manuel Dopazo se proclamaron ganadores del concurso literario Manuel Oreste Rodríguez López en las modalidades de poesía y narrativa, respectivamente, por lo que recibirán sendos premios de 600 euros y verán publicadas sus obras.

A esta decimosexta edición del certamen, convocado por el Concello de Paradela, concurrieron un total de 158 obras, de las cuales 72 son de poesía y 86 de narrativa.

El jurado estuvo presidido por el alcalde, José Manuel Mato, y contó con Santiago Rodríguez López -hijo del autor homenajeado con este concurso-; el jefe territorial de la Consellería de Cultura, José Carlos Rodríguez Andina; el sacerdote Xesús Mato, el funcionario de Cultura Xulio Xiz y el escritor Xavier Rodríguez Barrio. El secretario del Concello dio fe del acto.

En poesía resultó premiada Beatriz Lorenzo por su obra ‘Pequeno almorzo’, presentada bajo el lema ‘Bembo’, mientras que en narrativa el jurado galardonó a Xosé Manuel Dopazo Mella, vecino de Vedra, por ‘Caminantes nocturnos de Gulú’. Dada la calidad de los trabajos, se concedieron por primera vez tres accésits en poesía - en lugar de dos-, que recayeron en el santiagués José María Calo y los lucenses Pablo Núñez González y Marcial González Vigo.

En narrativa, también fueron reconocidos con accésits Carla Isabel Rodríguez Giráldez, de Vigo, y Francisco Rozados, de Forcarei.

NOVEDADES

Aumenta el uso de internet y del gallego

El jurado del premio Manuel Oreste Rodríguez destacó el importante aumento registrado este año en el número de obras en lengua gallega. Así, de los 72 poemarios presentados, 30 están escritos en gallego. El mismo idioma utilizan 26 de las 86 obras de la modalidad de narrativa.

Además, en esta edición la mayor parte de los trabajos llegaron «a través de medios telemáticos, o que se traduce na evolución do certame cos tempos e o esforzo do Concello por facilitarlles ós autores os medios de presentación das súas creacións», señaló la organización.

Calidad

El jurado alcanzó su veredicto por «unanimidade» tras un trabajo difícil «pola cantidade e a alta calidade das obras presentadas», lo que da cuenta de la buena salud de la que goza este certamen literario.

Vía El Progreso